Creencias espirituales de la Fe Bahá'í

LO QUE BAHÁ'U'LLÁH ENSEÑA ACERCA DE DIOS, LA RELIGIÓN Y LA NATURALEZA HUMANA

En la Historia, la llegada de un nuevo Mensajero de Dios representa un momento crucial de la humanidad. Cada Mensajero impulsa un renacimiento espiritual gracias al cual la persona se regenera y la sociedad logra avanzar. La revelación de Bahá'u'lláh y el resurgir espiritual que la acompaña resultan especialmente significativos al coincidir con la madurez de la humanidad.

Hay un solo Dios, Creador del Universo. A través de la Historia Dios se ha revelado a la humanidad a través de una serie de Mensajeros Divinos, cada uno de los cuales ha sido fundador de una gran religión. Entre ellos se encuentran Abraham, Krishna, Zoroastro, Moisés, Buda, Jesús, Muhammad. Esta sucesión de Maestros es el reflejo de un solo "plan divino" por el que a lo largo de la historia las personas han tenido conocimiento de su Creador y han desarrollado sus capacidades morales y espirituales. En este proceso la meta ha sido ir preparando a la humanidad para que alumbre una civilización global, única y en continuo progreso. Bahá'u'lláh es el último de los Mensajeros en revelarnos la voluntad de Dios.

Esto es en síntesis lo que Bahá'u'Iláh enseña sobre Dios, la religión y la humanidad. Los bahá'ís suelen expresar estas creencias remitiéndose sencillamente a la unidad de Dios, la unidad de la religión y la unidad de la humanidad. En efecto, la unidad es el tema en el que se engloban todas las demás creencias baháís. Dicho en términos teológicos, la unidad se hace patente en la existencia de un plan único de Dios para la humanidad.

Junto con estas ideas se encuentra esa otra según la cual la persona es un ser esencialmente espiritual. Aunque los seres humanos posean un cuerpo físico, lo que mejor los identifica como tales personas es el alma invisible, racional y sempiterna.

El alma anima al cuerpo y distingue a la persona del animal. Crece y se desarrolla mediante la relación con Dios, de acuerdo con la especial mediación de Sus Mensajeros. La relación se alimenta gracias a la oración, el conocimiento de las escrituras reveladas por los Maestros Divinos, el amor a Dios, la autodisciplina moral y el servicio a la humanidad. La vida adquiere significado a través de este proceso.



ein Bild

 

Comunidad Bahá'í de Huancayo




Hubieron 1 visitantes (6 clics a subpáginas) en nuestra página
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=